miércoles, 16 de diciembre de 2009

Cestería hecha en casa

La cestería fue una de las primeras artesanías hechas por el hombre, su objetivo fue ser utilitaria. En la actualidad, la cestería botánica surge de una necesidad cultural y es por ese motivo que, en estas piezas, hay mucho de arte textil. Los elementos que se utilizan y reciclan son los que brinda la naturaleza (yuncas, sauces, raíces, totoras, cáñamos).
Para estos trabajos siempre hay que tener paciencia y prolijidad, pero la gratificación que produce un trabajo bien hecho es enorme!




Materiales:
· Ramas de sauce llorón verde (recién cortadas)
· Catáfila de philodendro
· Hilo de papel (o hilo sisal), 2 m
· Hilo de zapatero o de algodón
· Cinta de enmascarar
· Broches

· Aguja para coser lana
· Tijera
· Tijera de podar

Procedimiento:

1. Cortar 9 varas de 40 a 45 cm de largo, sacarle las hojas y atarlas en un extremo con varias vueltas de hilo de papel o sisal.

2. Separar las 9 varas cuidadosamente, llevando hacia arriba los extremos sujetos en el paso anterior y abriéndolas, de modo que formen una estrella.

3. Comenzar el tejido pasando el hilo de papel por arriba de una vara y por debajo de la siguiente (es decir, intercalarlo), de forma que vaya formándose una espiral, lo más ajustada posible.

4. Una vez que el hilo de papel se haya terminado, continuar tejiendo de la misma forma con varas de sauce, hasta obtener una base de 15 cm de diámetro aproximadamente. Para que el tejió quede firme, se deben ir sujetando con broches algunos sectores. Con una tijera de podar, cortar el sobrante de las varas que quedaron en el centro de la base.

5. Luego que se haya tejido la base, levantar las 9 varas de sauce y sujetarlas en lo alto con cinta de enmascarar. Continuar tejiendo el cuerpo del canasto con nuevas varas, siguiendo la misma técnica que se usó para realizar la base.

6. Al alcanzar una altura de 10 a 15 cm, rematar el borde del canasto, ya sea cosiéndolo, o cortando las varas en forma sesgada y luego doblándolas e introduciéndolas en el tejido.


7. Para darle una mejor terminación al trabajo, hidratar una catáfila de philodendro, forrar con ella el borde del canasto y coser luego con el punto deseado, utilizando hilo de zapatero y una aguja para coser lana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario