sábado, 27 de marzo de 2010

Lámparas colgantes

¿Tienes un balcón o alguna baranda y algunos frascos de mermelada? Esta es una manera barata y fácil de iluminar, dando un toque decorativo. Lo mejor de todo, es que no te tienes que preocupar por el viento, de esta manera las velas quedan encendidas toda la noche.

Materiales:
Frascos de vidrio
Alambre de acero galvanizado calibre 16
Cortador de alambre
Velas
Cinta de medir
Encendedor

Paso a paso:
Limpiar bien los frascos, si tienen etiquetas hay que sumergir los frascos en agua muy caliente para que se despeguen. Secarlos bien.
Cortar un pedazo de alambre de unos pocos centímetros más larga que la circunferencia de la boca del frasco. Doblar el alambre alrededor de la boca del frasco para crear un círculo, pero que no toque los extremos todavía. Cortar otro pedazo de alambre de unos 15 cm de largo, que será el mango.

Doblar la pieza de 15 cm en forma de “U” y luego atar cada extremo sobre el círculo de alambre que se hizo previamente.

Envolver la boca del frasco con el círculo de alambre. Asegurarse de que el alambre este bien apretado por debajo de las ranuras del frasco para que no resbale, luego atar los extremos. Usar la pinza si es necesario.

Cortar un pedazo de alambre de unos pocos centímetros más larga que la circunferencia de la baranda donde se van a colgar los frascos. Sujetar el alambre con el alambre del frasco y doblar los extremos del alambre hacia abajo para evitar que alguien se lastime.
Introducir una vela en el frasco y encenderla.





Fuente: www.craftynest.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario